EBEN ALEXANDER, EL DOCTOR QUE REGRESO DE LA MUERTE

EBEN ALEXANDER, EL DOCTOR QUE REGRESO DE LA MUERTE

 

De: Despertares y otros!

 

Prólogo por Lucía, mi experiencia con la muerte:                                           Eben Alexander

He tenido la experiencia de haber estado “muerta y haber visto y oído todo lo que se decía a mi alrededor y vi mi propio cuerpo tirado en la calle – fue un accidente – Es absolutamente real, no somos sólo un trozo de carne, huesos y extremidades, organizado de cierta manera para ser visibles ante los demás. Los componentes de un ser humano son CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU.

El cuerpo se puede VER, tocar, picar, cortar en pedazos, electrocutar, estudiar con lupa o como sea por los “expertos en cuerpos”, llamados los profesionales médicos. En cuanto a la MENTE, no se puede ver como una cosa, por eso, los llamados expertos en el tema solo pueden OPINAR, HACER SUPOSICIONES y CONJETURAS acerca del cómo y el porqué de las conductas humanas. Es más o menos un sistema de “adivinación o videncias”. La mente humana se forma de los infinitos cuadros de las experiencias felices o desdichadas que al hombre le ha tocado experimentar en su vida. Es una carga emocional que cuando le causa sufrimiento – las experiencias malas – se puede hacer algo al respecto para ayudar a la persona SIN NECESIDAD DE mantenerlo como un autómata con drogas legales o ilegales.

La otra parte, el espíritu; ese es el verdadero yo. Diríamos la esencia, el alma o como te guste. Esto no es algo de creer o no creer. Es algo que todos, incluso el más desquiciado criminal lo tiene y sabe que lo tiene. Y si no fuera así, ¿cómo es posible experimentar las ilusiones, el amor, la fé, los sueños y las esperanzas?. Todos, tú y yo somos en esencia un espíritu, y como tal, tenemos la fuerza y la potencia infinita para hacer lo que uno quiera hacer. A menos que tú creas que no puedes. ENTONCES NO PUEDES. “Algo es cierto no porque otro lo dice sino que porque uno mismo lo puede experimentar”. Así que no es extraña la historia del neurocirujano, aunque puede estar adornada la historia por su propia fantasía. Reitero, todos tenemos la habilidad para exteriorizarnos del cuerpo y tener esas experiencias a voluntad o de casualidad motivado por ejemplo un accidente. etc. Con sencillez, simplicidad, cada uno pensando por sí mismos, uno puede darse cuenta que somo un ser maravilloso, fuerte y potente. Autodeterminados. Solo las malas acciones contra otros, disminuyen esa fuerza y habilidades y entonces, hay sufrimiento por la propia responsabilidad.

El Dr. Eben Alexander, profesor de neurociencia en la Universidad de Harvard, se enfermó de una rara forma de meningitis bacteriana en el 2008. Pocas horas después del desarrollo de un fuerte dolor de cabeza entró en coma. Aunque sus posibilidades de supervivencia eran bajas, se despertó del coma siete días más tarde y comenzó a describir una experiencia única. “Yo estaba en un lugar con nubes. Grandes, hinchadas, de color rosa-blanco sobre el profundo cielo azul”, escribió en un artículo para la revista Newsweek.

Estamos ante la historia de un profesional de la salud describiendo lo que sería el “Paraíso”. La historia de Alexander ha llamado la atención hasta el punto de ser portada en la última edición de Newsweek, que titulaba “El cielo es real: La experiencia de un doctor en la otra vida”.

 “La experiencia cercana a la muerte del Dr. Eben Alexander experiencia es la más asombrosa que he escuchado en más de cuatro décadas de estudio de este fenómeno”, dice Raymond Moody,  autor de “La vida más allá de la vida”. “Las circunstancias de la enfermedad de Eben y sus credenciales impecables hacen que sea muy difícil formular una explicación terrenal para su caso”.

En cuanto a pruebas no hay más que el testimonio de un profesional de la salud y cada uno decidirá confiar o no en su palabra. Lo cierto es que su historia está circulando con bastante popularidad y no es la primera vez que se describe este fenómeno de esa forma, aunque en la mayoría de los casos se trató de gente que estuvo clínicamente muerta durante algunos segundos.

 

Eben Alexander “El cielo si existe”

El Dr Eben Alexander Fallecio en un hospital y luego volvió. Comenzó mi aventura en un lugar especial, más alto que las nubes, inconmensurablemente superior. Había criaturas. ¿Pájaros? ¿Ángeles? Estas palabras han sido escritas más tarde, cuando estaba pasando a limpio mis impresiones. Pero ninguna palabra hace justicia a los seres que vi, que sencillamente eran formas superiores, diferente a todo lo que he conocido en este planeta.

El viaje lo realizó acompañado por una mujer que le dio tres mensajes:

Sois amados y apreciados, queridos, para siempre. No tienes nada que temer. No hay nada que puedas hacer mal

De modo que el doctor estuvo en un coma debido a una meningitis y vio el cielo, un cielo en el que había nubes y ángeles. Y ha escrito un libro que se venderá muy bien.

El doctor pretende que su actividad cortical era nula, algo así como que lo que vivió no era fruto de su cerebro.

Antes de mi NDE, estaba muy claro para la neurociencia que el cerebro te da la conciencia y todo lo demás, y que cuando el cerebro muere desparece la conciencia, el alma y la mente. Ahora, después de haber estado en coma, puedo decirte que eso es equivocado y que de hecho, la mente y la conciencia son independientes del cerebro. Es muy difícil de explicar si te limitas a tener un punto de vista materialista

Vaya, vaya. Desde que en el S. XIX Franz Gall postulo la idea de que “El cerebro es el órgano de la mente” dando paso a la moderna neurociencia, ningún especialista había dicho tamaña aberración. Claro que es difícil de explicar.

 

“No creía en el cielo, ahora se que existe!”

Prácticamente ni uno de los detalles de esta historia es cierto o exacto.

1) Eben Alexander no era un "ultraescéptico", ni siquiera un escéptico en el sentido filosófico normalmente aceptado, antes de tener su "experiencia cumbre". Él mismo se describe en Newsweek como un "cristiano fiel", aunque "más de nombre que realmente de creencia".

"El cielo es real".

2) Eben Alexander es más bien un neurocirujano que un "neurocientífico". Los neurocirujanos pueden considerarse "neurocientíficos", pero no tienen por qué tener el entrenamiento teórico preciso de la función cerebral para respaldar las afirmaciones publicadas por Alexander.

3) Lo más importante de todo: No hay pruebas de que el cerebro de Alexander estuviera realmente "desconectado" durante su experiencia mística. Hay un magnífico comentario acerca de esta falta de pruebas por parte de Mark Cohen, en el también estupendo artículo de Sam Harris sobre este mismo asunto. Cohen califica la historia de Alexander como una "interpretación poética que no está apoyada por evidencia de ninguna clase". Añade:

El coma no equivale a la "desactivación de la corteza cerebral", el "apagado de las funciones cerebrales de orden alto" o "lac completa inactividad de la corteza". Estas cosas describen la muerta cerebral, una condición letal al ciento por ciento (...) No estamos al tanto de los registros de sus encefalogramas, pero una alta actividad alfa es común durante el coma. Y también es común un encefalograma "plano". Los encefalogramas pueden parecer planos incluso en presencia de alta actividad, cuando la actividad no es sincrónica. 

Según Cohen, pionero del campo de la neuroimagen e investigador en UCLA, no hay nada esencialmente especial en el caso de Alexander y en definitivas cuentas tampoco hay pruebas de que su corteza cerebral realmente haya sufrido una "desconexión".

Todavía no tenemos una explicación neurobiológica totalmente satisfactoria sobre la conciencia. Incluso, algunos filósofos de la mente próximos al materialismo, como Jaegwon Kim, admiten que la conciencia está fuera del fisicalismo. Pero la experiencia de Alexander en ningún caso puede aceptarse como una prueba de que "la conciencia existe más allá del cuerpo".

Alexander publicará próximamente un libro intentando explicar por qué este tipo de experiencias ponen en riesgo la "visión materialista de la mente y el cuerpo". Los apologistas religiosos y los vendedores de misterios seguirán contando su historia como una travesía heroica hacia la religión, o hacia la espiritualidad. También es posible que Alexander venda muchos libros y que termine aspirando al premio Templeton. Pero el "paradigma" científico no va a verse alterado a consecuencia de su experiencia, nada inusual. Los científicos utilizan desde hace siglos algo que se describe normalmente como "metodología naturalista" para intentar probar si una afirmación es científicamente cierta. Es lo que ha llevado a la ciencia al punto en que nos encontramos. Y las experiencias místicas privadas no cuentan como pruebas científicas, por significativas que sean para quienes las experimentan, y por mucho que las reporten distinguidos neurocirujanos que han estudiado en Harvard.

NOTAS/REFERENCIAS:

Fuentes: lucasraffablog, protestaendigital

Posted on 30 octubre, 2012

Tomado de: http://teatrevesadespertar.wordpress.com/2012/10/30/eben-alexander-...

http://www.eudescargas.com/posts/32702/eben-alexander-el-cielo-si-e...

http://www.revolucionnaturalista.com/2012/10/eben-alexander-el-neur...

Visitas: 971

Etiquetas: Sorprendentes, sucesos

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de stop-secrets.com para añadir comentarios!

Participar en stop-secrets.com

Donaciones

BTC: 1GvMhj5gFo6nqxsUCBABsXgxWxKeiNgDcz

LTC: LiE913WVxEUNVx6MtSNd4C5wD7QQZttx8G

DOGE: DLMmhsFT8mbVGpuKTXroVuqiMrVR4oGHeL

Paypal: plataformastopsecrets@gmail.com

Miembros

Sponsor Stop-secretS

Destacado

Descárgate El Jake Mate

Stop-secretS


© 2014   Creado por Wek.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

fiver freelance españa fiverr español fiver.es ganar dinero en internet ganar dinero online trabajo en casa